EL DRAMA ZURDO

¿Quién no tiene a un zurdo en su vida? Venga, repasa fugazmente la Wikipedia, te dirá que entre un 8-13% de la población mundial es zurda.

Las personas zurdas se han visto obligadas a vivir en un mundo hecho por y para diestros. Piénsalo bien y tómate un minuto para meditarlo. A lo largo de su vida los zurdos se encuentran una y otra vez con dificultades para utilizar todo tipo de herramientas producidas para una mano derecha. La lista es bien larga: cuadernos, tijeras, sacacorchos, pupitres, automóviles...

Centrándonos sólo en la escritura sabemos que tanto diestros como zurdos escriben siempre de izquierda a derecha. Es obvio, ¿no? Para los diestros esto no supone mayor problema, pim, pam, pum, fuera… en cambio aquí es donde comienza el "zurdrama".

El drama zurdo

Al escribir de izquierda a derecha, el zurdo siempre acaba desplazando la palma de su mano sobre su propia escritura y las palmas zurdas acaban con manchurrones. ¡No hay bolígrafo que pueda evitarlo!

Como consecuencia el zurdo “fuerza” la forma natural de coger el bolígrafo con la mano. Las distintas maneras en que los zurdos agarran el bolígrafo para evitar manchurrones con las que nos hemos topado son de lo más variopintas: Muñecas hacia fuera, dedos salientes, palmas levitadas… cualquier posición, por incómoda que parezca, ha sido justificada para evitar “el drama”.

Hasta hoy :-)

LOS ZUADERNOS

El equipo de Imborrable lleva tiempo meditando y trabajando en un cuaderno que pueda ayudar a las personas zurdas a prevenir “el drama” y escribir de una forma natural y cómoda.

Los llamamos Zuadernos: cuadernos elaborados exclusivamente para gente zurda. Los zuadernos contienen 96 páginas de una estructura rayada y ligeramente inclinada, para que puedas escribir con tu mano izquierda sin pasar por encima de tus propias notas.

¡No más molestas manchas de tinta en la piel!

UN PROYECTO CROWDFUNDING

Los Zuadernos ya son una realidad gracias a la plataforma de crowdfunding española Verkami y a los más de 660 mecenas que contribuyeron en la campaña.